Compartiendo contenido con Delicious, una red social atípica

Logotipo de Delicious.

Hace una semana hablaba en este blog de Pinterest, la red social perfecta para las ventas. Ahora le toca el turno a una red bien diferente y mucho menos conocida como Delicious, el lugar idóneo para guardar artículos interesantes y compartirlos con el mundo.

A la hora de definir el concepto de red social, una práctica totalidad de los encuestados responderían con palabras como imágenes, estados, vídeos de Youtube y demás contenidos que podemos ver en redes como Facebook o Google Plus. Sin embargo, Delicious no tiene nada de eso, y no por ello es menos social. Delicious rehuye de las imágenes y otros artificios, innecesarios para cumplir sobradamente con su objetivo: que los usuarios puedan guardar de manera ordenada todo aquel artículo que consideren interesante y que, además, puedan compartirlo con todos sus amigos de Delicious.

Muestra de la interfaz de Delicious.

Encontrar un artículo interesante, guardarlo en la sección de Favoritos de tu navegador –o Marcadores, el nombre es lo de menos– y perderlo de vista para siempre es una constante de todo usuario de internet. El sistema de carpetas es tan lento como poco intuitivo, especialmente cuando un artículo puede incluirse en dos apartados diferentes. Además, este sistema funciona siempre y cuando el usuario esté delante de su ordenador, o como mucho cuando tenga abierta su cuenta de Gmail en Google Chrome –una de las ventajas de vender privacidad a cambio de servicios de Google. Con Delicious, todos estos problemas desaparecen de un plumazo.

Superficialmente, Delicious es un sistema de marcadores en la nube, accesible desde cualquier ordenador o smartphone, mediante la aplicación pertinente. A medida que te adentras un poco, descubres que tiene una importante novedad, los tags. Delicious te permite etiquetar los artículos que guardas, como si se tratase de un artículo publicado en tu blog, lo que hace más fácil que lo busques en un futuro. Igual que se recomienda en el caso de los artículos del blog, en Delicious es importante que las categorías que se creen definan al artículo a la perfección.

Si el usuario de Delicious busca profundizar al máximo, existen dos opciones interesantes. La primera, poder seguir a gente con intereses comunes, de modo que tengas acceso a su biblioteca de marcadores. La otra, la posibilidad de sincronizar con Twitter para que Delicious determine temas que son del interés del usuario y te los exponga en una especie de timeline. Como podéis ver, nada que ver con la barra de marcadores/favoritos de un navegador.

Cómo utilizar Delicious

Una de las fortalezas de Delicious es la facilidad de su uso, aunque siempre hay personas que tienen una mayor dificultad en lo relativo a nuevas tecnologías. Para todas ellas, en próximos días prepararé un pequeño tutorial de uso de Delicious, paso a paso y explicando por qué se trata de una red ideal para guardar, compartir y conocer nuevos contenidos.

*Gonzalo Carpio del Saz


Facebook Google+

Deja un comentario