Un ‘back link’ nunca viene mal

Simulación del 'back link' mediante una cadena humana.

El 31 de diciembre acabó 2013 y fue mi cumpleaños, pero también fue el día en que este blog recibió su primer enlace entrante, más conocido como back link. ¿El motivo de la alegría? Esto significa que alguien ha pensado que un artículo -en este caso, el elegido fue ¿Por qué es necesario un blog corporativo?– era digno de ser compartido, lo que es muy bien considerado por Google a la hora de valorar un sitio web.

Según Moz, el prestigioso medio especializado en  SEO, los back links son uno de los factores que más tiene en cuenta Google a la hora de valorar una página web. Esto es así tras las últimas grandes revisiones de su motor de búsqueda. Ahora se premia, por encima de todo, que una web sea una autoridad en el mundo de internet, lo que Google mide principalmente por tres factores:

  1. Que el contenido del sitio sea muy compartido en redes sociales, con valoración especial de los +1 conseguidos en Google+. Si la gente comparte un artículo es porque considera que su contenido es de calidad e interés para el resto.
  2. El tiempo que los lectores pasan el sitio, entendido como la capacidad de atracción que tiene el contenido para el usuario.
  3. Los back links conseguidos por una web, por un motivo similar al de las redes sociales. Si un redactor considera que tu artículo es una buena fuente documental, será que es de calidad.

La pregunta que cabría hacerse es si todos los back links valen lo mismo, lo cual tiene una fácil respuesta: no. Para dotar de un mayor valor a un enlace que a otro, Google tiene el PageRank, una escala que determina la autoridad de una web en internet. No es lo mismo un back link procedente de un sitio con PR 10 que uno que llega de una web con PR 0. Y esto es una pescadilla que se muerde la cola puesto que, entre otras cosas, el PageRank viene determinado por la “calidad” de los enlaces entrantes. Es decir, estos enlaces entrantes son cruciales por un doble motivo.

En definitiva, tan importante es que otros sitios enlacen al tuyo como que estos procedan de webs importantes, lo que da un mayor valor a la calidad que a la cantidad. Además, en la actualidad, para el motor de búsqueda de Google es muy importante que el sitio del que procede el back link tenga una temática similar a la del medio referido. Esto es así porque valora más que la recomendación venga de alguien entendido en la materia, lo considera más natural.

No todo vale para conseguir ‘back links’

Las continuas actualizaciones del algoritmo de Google -aproximadamente una al día- son consecuencia de la mayor de las obsesiones en Mountain View: la naturalidad de los back link, cuestionada por algunos expertos en la materia como Eric Wardartículo traducido en este mismo blog– hace que el SEO se reinvente constantemente.

Así, cada vez es más necesario que estos back links sean naturales, o al menos lo parezcan. Que se produzcan en un tiempo lógico en función al tamaño del medio -crecimiento natural y/o sostenido, que un medio recién creado no cuente con cien back links el primer día-, procedan de webs acordes a su temática y otra gran cantidad de factores que hacen que se complique enormemente el link building.

A pesar de todo ello, un primer enlace entrante es siempre una buena noticia. Esperemos que lleguen más en los próximos meses, sería una señal de trabajo bien hecho y un necesario empujoncito de cara a los buscadores.

*Gonzalo Carpio del Saz

z

Deja un comentario